Pruebas de esfuerzo

Pruebas de esfuerzo y ecocardiograma

Electrocardiograma (ECG)

Dirigida a deportistas amateurs que quieren realizarse un chequeo completo dirigido a comprobar su estado de salud en relación a la práctica deportiva. El objetivo del ECG es descartar patologías cardiovasculares incompatibles con dicha práctica (arritmias) y, en el caso de que existieran, evaluar su comportamiento -hasta alcanzar la frecuencia cardiaca máxima teórica obtenida de la ecuación (220-edad).

Metodología:

Periodos submáximos repetitivos de tiempo determinado y de intensidad creciente en ciclo ergómetro o tapiz rodante (bici o cinta) con medida de tensión en algunos de los diferentes estadios.

Lactato

Dirigida a deportistas que buscan mejorar su rendimiento u optimizar sus entrenamientos, permite calcular el umbral anaeróbico y descartar patologías incompatibles con la práctica deportiva. La prueba está destinada a medir la intensidad del ejercicio y consiste en evaluar la curva de lactato, un metabolito intermedio de la glucosa que se produce en grandes cantidades cuando hay un déficit de oxígeno en las células. Cuando la intensidad del ejercicio es muy alta la producción de lactato excede al consumo.

Metodología:

Periodos submaximos repetitivos de tiempo determinado y de intensidad creciente en ciclo ergómetro o tapiz rodante (bici o cinta) con medida de tensión en algunos de los diferentes estadios y lactato sanguíneo.

Análisis de gases

Dirigida a deportistas que buscan mejorar su rendimiento u optimizar sus entrenamientos, permite calcular el consumo máximo de oxígeno (VO2 máx.), el mejor indicador del estado de forma y la capacidad global de una persona para practicar ejercicios aeróbicos. El VO2 máx. nos indica la cantidad máxima de oxígeno que nuestro organismo puede transportar en un minuto y se mide en litros por minuto.

Ecocardiograma

Prueba de imagen para la valoración morfológica y funcional del corazón.

  • Valoración del estado de salud: Dirigido a deportistas en activo con prueba de esfuerzo anómala, con objetivo descartar patologías cardiovasculares.
  • Estudiar el grado de adaptación cardiovascular al ejercicio: Mediante la realización de ecocardiogramas seriados a lo largo de la temporada, es posible valorar si la adaptación es adecuada o no a la modalidad deportiva practicada.
  • Detectar el síndrome de sobreentrenamiento o “fatiga cardiaca”: Deportistas que quieren llevar un control muy exhaustivo del sobreentrenamiento y que quieren llevar un entrenamiento totalmente personalizado.

¿Qué es una prueba de esfuerzo?

La prueba de esfuerzo es un procedimiento ampliamente utilizado en medicina deportiva que consiste en la valoración de la respuesta del organismo durante el ejercicio.

¿Qué finalidad tiene la prueba de esfuerzo?

Los objetivos esenciales de una prueba de esfuerzo son el diagnóstico de salud (confirmando la ausencia de enfermedades, principalmente cardiacas) y la valoración de la capacidad funcional del deportista (la capacidad para hacer ejercicio). Tras el procedimiento se obtienen datos que permiten un asesoramiento médico del entrenamiento, determinando las intensidades de ejercicio recomendables para conseguir una mejora en el rendimiento deportivo.